Cómo empezó

¿Quieres saber cómo empezó mi aventura del chi-kung para niños?


¿Sí?

Te cuento.

Empezó en África, en Senegal, gracias a unos niños y a Kirikou, ¡mi ídolo!

En enero de 2014, me fui a Senegal como voluntaria en el Centre TAO de Núria y Rafel d’Acupuntura pel Món. Antes del viaje, me dijeron: “Ya que haces chi-kung, podrías dar clases a los niños del orfanato a los que hacemos auriculoterapia cada sábado.” ¡Me encantó la idea!

Así que imaginé un cuento que narra las aventuras de una niña y un niño que se van a pasear por la selva, donde encuentran toda una serie de animales (pretexto a movimientos de chi-kung), unos amigables y otros no tanto… En la penúltima sesión, llegaba Kirikou (protagonista de un dibujo animado, muy famoso en Senegal, Kirikou es un niño africano muy pequeño y listo) y salvaba a los niños. Los dos protagonistas de mi cuento le preguntaron a Kirikou qué hacía para ser tan fuerte, y les contestó que cada día, se colocaba las manos debajo del ombligo y se concentraba en su respiración para que su cabeza dejara de pensar en cosas.

Mientras explicaba esto, ayudé a los niños y las niñas “reales” a colocar sus manos en el dan tien, cerrar los ojos y centrarse en su respiración.

Unos meses después de mi vuelta, mis amigos Rafel y Núria me contaron que las cuidadoras del orfanato habían encontrado varias veces a niños juntos en una sala o hasta en el baño, de pie, con las manos colocadas debajo del ombligo, ojos cerrados y concentrados. ¡Dijeron que querían ser tan fuertes como Kirikou!

¡Me emocioné muchísimo! Y sentí profundamente que quería seguir en este camino.

Completé mi formación de profesora de chi-kung con una formación en chi-kung para niños en Francia y en yoga para niños con Yoguitos​ en Barcelona y, con estas nuevas herramientas en mi mochila, ¡todo empezó a fluir!

Siento una inmensa gratitud hacia estos niños y estas niñas tan motivados, hacia Rafel y Núria por brindarme esta oportunidad… y ¡hacia Kirikou, por supuesto!

Facebook: chi-kids
val@valespi.com
679 01 72 85

Puedes compartirlo...
Share on LinkedInShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page