Danza

Danza Sabar

Bailando en una fiesta senegalesa

Desde pequeña, la danza ha sido presente en mi vida. En el año 1999, descubrí las danzas africanas (lo escribo en plural porque no hay una danza africana, sino una multitud de danzas) y, en el 2000, hice mi primer viaje a África, a Costa de Marfil. ¡Flechazo total!

Unos años después fui a Senegal y descubrí la danza sabar, emblemática de este país, y ¡flechazo absoluto con esta cultura, la danza y el idioma wolof! Desde entonces, no he parado de asistir a clases y talleres en Europa y en Senegal, donde viajo regularmente para perfeccionar mi estilo.

He sido bailarina en el grupo Ngueweul Djarama en Barcelona y he incorporado hace muy poco la formación Zali en el Empordà. Doy talleres de sabar para hacer conocer esta danza y transmitir mi pasión.

La danza, y en particular las danzas africanas, es uno de los pilares de los talleres de Movimiento, Alegría y Conciencia que propongo para los niños. ¡A los niños y las niñas les encanta y les encandila escuchar tambores, pisar la tierra y marcar el ritmo con un instrumento! Les permite anclarse en el suelo, sentirse más confiados, apoyarse en la tierra para coger impulso, relajar la columna vertebral y la cadera, mejorar la flexibilidad, sentir alegría en cada movimiento y estar totalmente presentes en su cuerpo (¡todo esto es también válido para los adultos, por supuesto!).

Podría hablar horas y escribir páginas sobre la danza sabar… Para hacerlo más corto y mucho más ameno, te invito a mirar este tema de un espectáculo que hicimos para las fiestas de la Mercé en Barcelona. ¡Que lo disfrutes!

Puedes compartirlo...
Share on LinkedInShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someonePrint this page